trasto.es.

trasto.es.

Morteros: para triturar y moler todo tipo de ingredientes

Morteros: para triturar y moler todo tipo de ingredientes

Si eres un amante de la cocina, sabrás que hay algunos utensilios que son imprescindibles para preparar una deliciosa comida. Uno de ellos es el mortero, que desde tiempos antiguos ha sido utilizado para moler y triturar todo tipo de ingredientes. En este artículo, te contaremos todo lo que necesitas saber sobre los morteros, desde su historia hasta su uso en la cocina moderna.

Historia del Mortero

El mortero es uno de los utensilios más antiguos de la cocina. Se cree que se utilizó por primera vez en Egipto alrededor del año 8000 a.C. Los egipcios lo usaban para moler granos y especias, y lo fabricaban a partir de piedra, madera o arcilla. En la antigua Grecia y Roma, el mortero también era un instrumento muy utilizado en la cocina, y se hacía de mármol o bronce.

Durante la Edad Media, el mortero se convirtió en un instrumento popular en la farmacia, ya que se utilizaba para triturar hierbas y plantas medicinales. En aquella época, se fabricaba con materiales como la porcelana o el hierro. Desde entonces, el mortero ha evolucionado mucho, y hoy en día encontramos una amplia variedad de modelos y materiales.

Tipos de Morteros

En la actualidad, existen muchos tipos de mortero, cada uno con sus propias características y usos. Los morteros más comunes son los siguientes:

- Mortero de piedra: este tipo de mortero es uno de los más antiguos que existen, y se sigue utilizando en la actualidad. Se fabrica con piedra, como el granito o el mármol, y es ideal para moler hierbas y especias, así como para preparar una salsa tradicional como el guacamole. Sin embargo, no es adecuado para moler granos duros o semillas.

- Mortero de cerámica: este mortero se fabrica con cerámica y es ideal para moler hierbas y especias, ya que su superficie rugosa permite una mejor trituración. También es resistente al calor y se puede utilizar para preparaciones que requieran la cocción del mortero.

- Mortero de madera: este mortero se utiliza principalmente para moler granos y semillas, como el café o el comino. Es una buena opción para quienes prefieren utensilios más tradicionales y naturales, pero hay que tener en cuenta que la madera puede absorber sabores y olores.

- Mortero de metal: este tipo de mortero se fabrica con metales como el acero inoxidable, el cobre o el bronce. Es ideal para moler granos y semillas, ya que es resistente y duradero. Sin embargo, puede ser menos efectivo para moler hierbas y especias debido a su superficie lisa.

Uso del Mortero en la Cocina

El mortero es una herramienta muy versátil en la cocina, y se puede utilizar para una gran variedad de preparaciones. A continuación, te presentamos algunos ejemplos:

- Para preparar salsas: el mortero es ideal para preparar salsas tradicionales, como el pesto o el guacamole. En el caso del pesto, se pueden moler en el mortero los ingredientes básicos (piñones, albahaca, ajo, queso y aceite) de forma que la mezcla quede homogénea y sin grumos. En el caso del guacamole, se puede moler el aguacate junto con otros ingredientes como cebolla, tomate, cilantro y chile.

- Para moler especias y hierbas: el mortero es perfecto para moler especias y hierbas frescas, como la pimienta, el romero, el tomillo o la menta. En lugar de comprar especias y hierbas ya molidas en el supermercado, utilizar el mortero para molerlas justo antes de su uso dará a las preparaciones un sabor más intenso y fresco.

- Para moler granos y semillas: el mortero también es útil para moler granos y semillas, como el café, el comino o el ajonjolí. De este modo, se pueden preparar mezclas de especias personalizadas, y se puede experimentar con distintas proporciones para conseguir sabores diferentes.

Consejos para utilizar el Mortero

Para sacar el máximo partido al mortero, es importante tener en cuenta algunos consejos. A continuación, te presentamos algunos de ellos:

- Limpiar bien el mortero después de cada uso: para evitar que los sabores y olores de los ingredientes queden impregnados en el mortero, es importante lavarlo bien con agua y jabón después de cada uso.

- Utilizar el mortero adecuado para cada ingrediente: como hemos visto, cada tipo de mortero tiene sus propias características y usos. Utilizar el mortero adecuado para cada ingrediente permitirá una molienda más efectiva y un mejor resultado final.

- No sobrecargar el mortero: es importante no llenar el mortero en exceso, ya que esto dificultará la molienda. Es mejor ir añadiendo los ingredientes poco a poco y triturándolos en pequeñas cantidades.

- Usar una técnica adecuada: para obtener los mejores resultados con el mortero, es importante utilizar una técnica adecuada. Para moler hierbas y especias, por ejemplo, es recomendable utilizar movimientos circulares y presionar suavemente con el mortero.

- Triturar los ingredientes en el orden adecuado: en algunas preparaciones, es importante triturar los ingredientes en un orden determinado para conseguir el sabor deseado. Por ejemplo, si se va a preparar un guacamole, es recomendable moler primero los ajos y la sal para que queden bien disueltos antes de añadir el resto de los ingredientes.

Conclusiones

En definitiva, el mortero es un utensilio imprescindible en la cocina, que nos permite moler y triturar todo tipo de ingredientes de manera efectiva y con resultados deliciosos. Ya sea para preparar salsas, moler especias o semillas, o simplemente para experimentar con nuevas recetas, el mortero es un aliado fiel de todo buen cocinero. Por tanto, si todavía no lo tienes en tu cocina, ¡no esperes más para hacerte con uno!