trasto.es.

trasto.es.

Mesas rústicas para una cena campestre

Mesas rústicas para una cena campestre

Si eres un amante de la naturaleza y disfrutas de las cosas sencillas de la vida, probablemente eres uno de los muchos que se sienten fascinados por el encanto de la vida campestre. Y si hay algo que no puede faltar en cualquier evento que se realice en un entorno rural, es una mesa rústica. Hoy hablaremos sobre cómo elegir la mejor mesa para una cena campestre y cómo decorarla adecuadamente.

Antes de elegir la mesa adecuada, debemos tener en cuenta el espacio que disponemos y el número de invitados que asistirán al evento. No es lo mismo organizar una cena para 4 personas que para 20. Si disponemos de un espacio reducido, lo ideal sería optar por las mesas tipo picnic, perfectas para acomodar a varios comensales. En cambio, si contamos con más espacio, una mesa larga sería una opción más adecuada.

La elección del material de la mesa también es importante. La madera es el material perfecto para una mesa rústica, ya que su color y textura le aportan ese estilo campestre que estamos buscando. Además, la madera es resistente y duradera, lo que garantiza que podrás utilizar la mesa en numerosas ocasiones.

La forma de la mesa también es importante, ya que influirá en la comodidad de los comensales. Las mesas redondas son ideales para conversaciones más íntimas, ya que permiten que todos los asistentes se puedan ver las caras y conversar sin necesidad de girar la cabeza. Las mesas rectangulares, en cambio, son ideales para eventos más formales y para situaciones en donde se necesite una mayor superficie de trabajo.

Decoración para mesas rústicas

Una vez elegida nuestra mesa rústica para la cena campestre, es hora de pensar en la decoración. Lo ideal es seguir una decoración acorde al ambiente rural que estamos buscando, utilizando elementos naturales y sencillos.

Para los centros de mesa, podemos optar por flores silvestres o ramas verdes que cuelguen del centro de la mesa. También podemos utilizar frutas de temporada, como manzanas o peras, y colocarlas en un recipiente de madera en el centro de la mesa. Los manteles también deberían ser de materiales naturales, como el algodón o el lino, y preferiblemente en tonalidades neutras.

Para la vajilla, es importante buscar piezas que aporten ese toque rural que estamos buscando. Platos de cerámica artesanal, cubiertos de madera y vasos de vidrio sencillos son perfectos para una cena campestre.

No podemos olvidar que la iluminación también es importante en cualquier evento, y en este caso, la luz natural del entorno puede ser nuestro mejor aliado. Sin embargo, si nuestra cena se alarga hasta la noche, podemos optar por luces de guirnalda o velas para crear un ambiente cálido y acogedor.

En conclusión, organizar una cena campestre en la que se utilice una mesa rústica es una idea genial para disfrutar de la naturaleza y de la buena compañía. Elegir la mesa adecuada en función del espacio y el número de comensales es importante, al igual que seguir una decoración acorde a la temática rural que estamos buscando. Con estos consejos, aseguramos que nuestra cena campestre será un éxito y que nuestros invitados disfrutarán de una experiencia única que no olvidarán fácilmente.